Aceite de coco para el pelo, beneficios y cómo usarlo

Para reavivar el cabello dañado, sin brillo y quebradizo; el aceite de coco es el remedio casero que buscabas. Por sus propiedades, hidrata las hebras de tu cabello desde adentro; además evita la caída, la caspa y estimula su crecimiento.

Aceite de coco para el cabello

En cosmética, el aceite de coco tiene múltiples usos. Se le conoce por ayudar a combatir la resequedad de la piel y por estimular el crecimiento de la uñas a partir de uso tópico. Sus nutrientes también lo han convertido en un excelente aliado para devolverle la belleza y la vitalidad a los cabellos maltratados.

Debido a su origen natural, la aplicación del aceite de coco es beneficiosa en todo tipo de pelo. En especial, en los cabellos que han sido decolorados y necesitan recuperar elasticidad y suavidad. También se recomienda para cabellos secos y deshidratados, ya que es una buena fuente de ácidos grasos.

Por lo tanto, aseguramos que un uso periódico adecuado, le devolverá a tu cabello toda la vida que ha perdido producto de los tratamientos químicos y el calor de planchas y secadores. Para evitar ciertos efectos adversos; solo se aconseja no utilizar cantidades excesivas de aceite en el cuero cabelludo, dado que podría generar cabello grasoso y pesado.

Por qué usar aceite de coco en tu cabello

El aceite de coco es una de las fuentes naturales más ricas de ácidos grasos de cadena media. Su composición presenta, mayormente, ácido laúrico. Este tipo de ácido graso se caracteriza por tener propiedades antibacterianas y antimicrobianas, además por proveerle hidratación a los tejidos.

Curiosamente, el ácido laúrico también se encuentra en la leche materna como el responsable de la salud hormonal y el desarrollo celular del bebé. Es por ello que el aceite de coco también contribuye a prevenir la pérdida de proteínas del cabello y restaura su estructura.

Al aplicar este aceite en el cabello, muchas personas se sorprenden al notar cambios positivos apenas en el primer uso. Esto se debe a que su composición, que es diferente a la de cualquier otro aceite vegetal, le permite penetrar profundamente en las hebras. Sobre todo, cuando el aceite se ha extraído del coco de manera natural y no contiene ningún otro tipo de aditivos que alteran su fórmula.Beneficios del aceite de coco para el cabello

Beneficios del aceite de coco

El aceite de coco brinda diferentes beneficios a la salud del cabello y el cuero cabelludo. Entre ellos, destacan:

  • Hidrata el cabello profundamente, haciéndolo lucir más brillante y suave.
  • Repara el daño relacionado con la resequedad y la porosidad del cabello.
  • Fortalece cada hebra, lo que deriva en un cabello más fuerte.
  • Forma una capa protectora alrededor de la hebra que impide la fuga de proteínas y humedad durante cada lavado y contacto con las altas temperaturas de plancha y secadoras.
  • Protege al cabello de factores ambientales dañinos como el sol, el humo y el viento.
  • Cuando se aplica sobre el cuero cabelludo, hidrata los folículos y estimula el crecimiento del cabello.
  • Por sus propiedades antimicrobianas y antibacteriales, reduce la aparición de caspa y convierte al cuero cabelludo en un lugar inhóspito para piojos.
  • Posee un factor de protección solar de 8, lo que ayuda a disminuir los efectos negativos de los rayos ultravioleta en el cabello.

El secreto para conseguir un cabello hermoso y saludable es aplicarlo, por lo menos, una vez a la semana. Al poco tiempo, podrás notar los cambios.

Cómo usar el aceite de coco en el cabello

Existen distintas formas de aplicar el aceite de coco en el cabello. Algunas personas hacen un tratamiento intensivo en el que dejan reposar el aceite en el cabello toda la noche y lo retiran al día siguiente con un lavado normal. Otras, aplican solo un poco en las puntas para evitar su quiebre y no lo lavan.

Hemos recabado varios métodos para que seas libre de elegir el que más te agrada:

  • Tratamiento intensivo: antes de irte a dormir, divide el cabello por secciones y aplica cuidadosamente aceite de coco en el cuero de cabelludo. Realiza masajes con la yema de los dedos y cubre con un gorro para cabello. A la mañana siguiente, lava como de costumbre.
  • Mascarilla hidratante: pon aceite de coco en tu cabello por 2 horas y cúbrelo con un gorro térmico. Luego, retira con champú y acondicionador.
  • Protector: aplica aceite de coco de raíz a puntas 30 minutos antes de bañarte.
  • Desenredante: después de lavar tu cabello, frota un poco de aceite de coco en tus manos y ponlo de medios a puntas en tu cabello. Esto protegerá a tu pelo del quiebre.

Recomendaciones para lucir un cabello saludable

Aunque el aceite de coco brinda excelentes beneficios para la salud del cabello, su uso inadecuado puede resultar contraproducente. Por ello, toma en consideración nuestras recomendaciones:

  • Si tu pelo es muy fino, evita aplicar aceite de coco en el cuero cabelludo. Esto se debe a que podría generar cabello grasoso. En caso de hacerlo, trata de no superar los 30 minutos de pose.
  • Usa pequeñas cantidades. Lo ideal es que no satures tu cuero cabelludo de aceite, ya que podría ocasionar obstrucción de los poros e irritación. Con tan solo un poco puedes darte masajes y cubrir la mayor superficie posible.
  • Cuando tu cabello se encuentre muy maltratado, combina el aceite de coco con otros aceites hidratantes como el de oliva y ricino.

¿El aceite de coco produce caída del cabello?

Ningún estudio ha atribuido efectos adversos o negativos a la aplicación de aceite de coco en el cabello o en la piel. Sin embargo, algunas personas aseguran que después de ponérselo en el pelo, notaron un aumento en la caída del cabello.

En realidad, esto sucede porque se tratan de hebras muertas que ya se habían desprendido del folículo. El aceite solo facilita su liberación para el nacimiento de una nueva hebra. No olvides que, cada día, perdemos entre 50 y 100 hebras, así que esta aparente caída de cabello es normal y no tiene ninguna relación con este aceite.

Por lo tanto, no hay de qué temer siempre que sigas nuestras recomendaciones y apliques de manera adecuada el aceite de coco en tu cabello. Con un poco de constancia, conseguirás el pelo brillante y fuerte que deseas.