Acroyoga, la unión del yoga y la acrobacia para sentirse bien

El acroyoga es un ejercicio que combina el dinamismo de la acrobacia, el conocimiento del yoga y la bondad de las artes curativas. Esta práctica fortalece la alegría, el trabajo en equipo y la confianza

Qué es el acroyoga y que aporta

Seguro que has escuchado alguna vez sobre el acroyoga, o has visto las posiciones audaces que realizan sus practicantes. El acroyoga es una forma de hacer ejercicio muy peculiar que combina la acrobacia, el yoga y el masaje tailandés. Aunque puede parecer raro mezclar estas áreas, esta disciplina brinda una experiencia diferente y emocionante.

El acroyoga permite que, a través de la acrobacia, desarrolles autoconfianza y fuerza muscular. Por su parte, el yoga proporciona equilibrio, conexión contigo misma y control sobre la respiración. Por último, el masaje tailandés se enfoca en aumentar la compasión, soltar las cargas y aprender a escuchar.

Esta disciplina se practica entre dos personas. Así que si te gustaría aprender las técnicas del acroyoga, es ideal contar con un amigo de confianza, con quien te sientas cómoda y segura

Consideraciones para practicar acroyoga

No debes ser sumamente flexible, deportiva o fuerte. Sin embargo, antes de comenzar a practicar esta disciplina, ten en cuenta los siguientes tres aspectos:

    1. Lesiones: si sufriste alguna lesión con repercusiones a largo plazo, lo más probable es que tengas leves dificultades para dominar ciertas posiciones o hacer algunos movimientos. No obstante, no se trata de un factor limitativo. En tu primera clase, acércate a tu instructor para que te oriente sobre cómo ejercitar tu movilidad.
    2. Orientación: como es costumbre, cuando se comienza a practicar un nuevo ejercicio, es indispensable informarse sobre él. Puedes ver videos en internet, pedir una sesión privada con un instructor de acroyoga o asistir a prácticas para principiantes.
    3. Compañero de confianza: es indispensable que tengas un amigo de confianza con quien practicar. Considera que debes confiar plenamente en la fuerza del otro, además mantenerte constantemente en contacto físico durante las prácticas. Por ello, sugerimos que escojas a una persona con la cual te sientas cómoda, segura y confiada.

Es probable que hayas visto las posiciones de acroyoga y estés pensando que no podrás hacerlas. Sin embargo, no necesariamente es así. Como toda nueva práctica de ejercicio, deberás comenzar con los movimientos más básicos y paulatinamente, avanzar hacia los más complejos.Importancia del compañero en acroyoga

Por qué se necesita un compañero de acroyoga

El acroyoga es como el yoga de parejas. Es indispensable que se tenga a un compañero para realizar los estiramientos, masajes y posiciones. Su fusión con la acrobacia, implica que elevaciones que solo pueden hacerse con la ayuda y fuerza de otra persona.

Además del masaje tailandés, esta disciplina heredó la práctica de la acupresión. Se trata de una técnica médica china en la que se presionan ciertos lugares del cuerpo para activar la liberación de endorfinas. Estas se conciben como un analgésico natural que ayuda a aliviar el dolor y las tensiones.

Por todo esto, entre compañeros de acroyoga se establece una relación muy cercana. Algunas de las funciones de tu pareja en esta disciplina son:

    1. Uno de los dos deberá ser “volador” y la otra persona, “base”. Esto, principalmente para realizar las elevaciones acrobáticas.
    2. La persona que se desempeñe como “base” debe tener fuerza y resistencia, dado que es responsable de sostener el peso de su compañero al realizar posiciones y movimientos.
    3. Por otro lado, la persona que elige ser “volador” trabajará en fortalecer su flexibilidad, equilibrio y fuerza para realizar las maniobras en el aire.

Consejos para elegir un compañero de acroyoga

Teniendo en cuenta lo que mencionamos anteriormente, aconsejamos prestar atención a ciertos aspectos para tener al acompañante de acroyoga ideal:

  • Lo primero es que debe ser alguien de tu entera confianza, ya sea tu pareja, un familiar, un hijo o tu mejor amiga. Practicar esta disciplina con algún familiar cercano o amigo mejora la experiencia, pues te sentirás libre de decir lo que piensas y sientes sin incomodidades.
  • También debes tener excelente comunicación con esa persona. Esto contribuye a que ambos se apoyen con consejos y lleguen a acuerdos sobre cómo hacer los movimientos.
    Un buen compañero de acroyoga es una persona responsable y puntual. Considera que si no se compromete a practicar y desarrollarse en este disciplina a largo plazo, ralentizará tu proceso de aprendizaje también. Además, si llega a abandonar la práctica, tendrás que iniciar de cero con otro compañero.
  • Tu compañero debe sentir ganas de aprender y estar interesado por el acroyoga. No obligues a nadie a acompañarte debido a que es probable que no disfrute los beneficios de ejercitarse con esta disciplina igual que tú

Beneficios del acroyoga

Beneficios del acroyoga

Como cualquier otro ejercicio, se le atribuyen varios beneficios a su práctica. Además de las ventajas del acroyoga en el desarrollo de aptitudes físicas, también contribuye al crecimiento personal y del espíritu. Entre sus bondades, se encuentran:

    1. Mejores relaciones: el acroyoga, siendo una actividad en pareja, crea conexiones y lazos fuertes entre ambas personas. Esta relación de confianza se proyecta también en otras relaciones del entorno como las que se establecen con la pareja, amigos y familiares.
    2. Concentración: es inevitable que la concentración no se fortalezca durante las sesiones de acroyoga, ya que prestar atención a las instrucciones y a los movimientos propios y de tu compañero es una de las habilidades más entrenadas.
    3. Fuerza: con todos los movimientos y posiciones que se realizan durante la sesión; la musculatura en brazos, piernas y abdomen incrementa y por ende, la fuerza.
    4. Autoestima: practicar acroyoga brinda una sensación de satisfacción genuina. Sobre todo, cuando los progresos son observables en tanto se es capaz de replicar posiciones más complejas y audaces que enorgullecen a los practicantes.
    5. Conciencia corporal: en la medida que avanzan las sesiones, ambas personas toman conciencia y control de su cuerpo y sus capacidades. Esta conexión cuerpo-mente es indispensable para realizar los movimientos y posiciones.

Si se tendría que definir el acroyoga en 4 palabras; serían juego, comunicación, conexión y movimiento. Poner en práctica esta disciplina es un gran ejercicio para equilibrar tu cuerpo y espíritu, además puede ser una buena actividad entre familiares o amigos.