Colesterol: qué hacer si te ha salido alto y evitar riesgos para el corazón

Descuidar los niveles de colesterol en la sangre puede representar un gran riesgo para el corazón. Sobre todo, si se combinan factores de riesgo como la obesidad, el sedentarismo y otros trastornos cardiovasculares.

Evitar tener colesterol alto

Para conservar la salud de tu corazón, es importante chequear periódicamente los niveles de colesterol. Tu control debe ser aún más meticuloso si ya te han detectado valores altos de esta sustancia, si estás medicada para controlarlo o si presentas algún factor de riesgo.

Lo usual es que el examen sanguíneo para este fin se realice cada 4 años. No obstante, el plazo se acorta hasta 1 año si cumples con algunas de las características mencionadas anteriormente.

Un nivel elevado de colesterol se asocia a mayores posibilidades de padecer enfermedades del corazón y también predispone a sufrir infartos. Es por esto que muchas personas se alarman al saber que se encontraron altas concentraciones de colesterol en su sangre.

Cómo saber que tienes el colesterol alto

De acuerdo con el boletín informativo de Medical News Today, una persona sana no debería tener más de 200 mg/dL de colesterol total en sangre. Por su parte, el colesterol LDL, conocido como “malo”, supone un valor máximo saludable de 130 mg/dL; mientras que el colesterol HDL, también llamado ‘bueno”, no debería ser menor a 60 mg/dL.

En cambio, para una persona con factores de riesgo, los valores normales cambian un poco. Las condiciones que hay que tomar en cuenta se relacionan con:

  • Envejecimiento: las personas mayores tienden a presentar un aumento paulatino de sus niveles de colesterol
  • Condiciones hereditarias: quienes tengan familiares directos que hayan padecido por colesterol alto tienen más posibilidades de desarrollar el problema
  • Raza: las personas de color suelen tener una predisposición genética a niveles elevados de esta sustancia
  • Alimentación rica en grasas: comer grasas saturadas y grasas trans en abundancia elevan estos niveles en sangre
  • Tabaquismo: quienes fuman con frecuencia presentan niveles altos de colesterol LDL y bajos de HDL
  • Sedentarismo: una persona con baja actividad física también tiende a presentar niveles bajos de colesterol bueno y altos, de colesterol malo

En estos casos, el colesterol total debe igualmente mantenerse menor a 200 mg/dL. Sin embargo, no se recomienda que el colesterol malo supere los 100 mg/dL ni que el colesterol bueno baje de 60 mg/dL. El incumplimiento de estos estándares elevaría el riesgo para el corazón de sufrir enfermedades y mal funcionamiento.Síntomas de colesterol alto

Síntomas que alertan de colesterol alto

Existen síntomas de colesterol alto que podrías notar incluso antes de ir al médico a tomarte un análisis de sangre. Estos son:

  • Dolor de cabeza
  • Dolor de pecho
  • Manos y pies hinchados
  • Boca seca y mal aliento
  • Indigestión y pesadez estomacal

Reconocer estas señales es valioso para comenzar a tomar las medidas necesarias que te ayudarán a controlar el colesterol. Ya que conoces los valores deseados, los factores de riesgo y sus síntomas, entonces, ¿qué recomiendan los especialistas para tratar un alza de colesterol? Te ayudaremos a responder esta pregunta.

Medidas para regular el colesterol

Existen fármacos que regulan la concentración de colesterol en la sangre inhibiendo su absorción de los alimentos. Sin embargo, es necesario acompañar los medicamentos con un cambio en el estilo de vida que incluya hábitos más saludables y beneficios para el organismo.

1. Haz ejercicio

Practicar actividad física con frecuencia ayuda a reducir los depósitos de grasas en el cuerpo. Siendo el colesterol un tipo de grasa, también disminuye. Lo recomendable es ejercitarse 5 días a la semana por 30 minutos diarios.

Hacer ejercicios desde edades tempranas ha demostrado que disminuye la posibilidad de padecer por colesterol alto a medida que se envejece.

2. Mejora tu dieta

Reducir el consumo de grasas saturadas y grasas trans es una buena medida para evitar un mayor riesgo para el corazón. En su mayoría, estos compuestos se encuentran en carnes rojas y derivados lácteos.

A la vez, se aconseja aumentar la ingesta de grasas monoinsaturadas, ya que disminuyen el colesterol LDL. Estas se hallan en los frutos secos, aguacates y aceites vegetales.

Así mismo, resulta beneficioso disminuir las harinas y los cereales refinados, dado que sus componentes favorecen la producción de colesterol por parte del hígado. En su lugar, consume fibras solubles disponibles en la avena, el arroz, el maíz y en frutas como manzanas, duraznos y naranjas.

3. Controla tu peso

Mientras mayor sea tu índice de masa corporal (IMC), mayor serán tus niveles de colesterol en sangre. En este sentido, un IMC mayor a 30 es perjudicial. Esto tiene que ver con que la obesidad se caracteriza por la acumulación de grasas dañinas en el cuerpo, entre ellas: los triglicéridos y el colesterol malo.

4. Deja de fumar

El riesgo de mantener el hábito del tabaquismo tiene que ver con la disminución del colesterol de tipo HDL. La función del colesterol bueno es limpiar las arterias de las partículas de colesterol malo que podrían causar su estrechamiento y, como consecuencia, una irrigación deficiente de sangre y un sobreesfuerzo por parte del corazón.

Los químicos del cigarrillo reducen la capacidad de las partículas de colesterol bueno para actuar y aumentan el riesgo cardiovascular del fumador. Por ello, es importante renunciar a este mal hábito.

5. Evita situaciones de estrés prolongado

Es recomendable evitar escenarios que generen mucho estrés o sensación de ansiedad por largos periodos de tiempo, ya que el sistema cardiovascular resulta ser uno de los más afectados. Experimentar estas emociones también eleva el colesterol malo y disminuye el bueno. El efecto que se produce es el mismo que te hemos explicado en el apartado anterior.Importancia de cuidarse y evitar tener colesterol

¿Por qué es importante cuidar tu colesterol?

A cualquier edad, el colesterol alto representa un riesgo para el corazón. Este riesgo aumenta a medida de que la persona envejece, sobre todo, si padece este problema desde temprana edad. Las complicaciones cardiovasculares más comunes se asocian con:

  • Obstrucción de arterias coronarias
  • Dolor de pecho
  • Ataque cardíaco
  • Accidentes cardiovasculares

No obstante, el corazón no es el único órgano afectado por el colesterol alto. Las partículas de colesterol LDL son capaces de obstruir la llegada de sangre a los vasos sanguíneos de los que dependen otros órganos como los riñones. En el caso de estos órganos, la obstrucción generaría una insuficiencia renal leve, dado que serían incapaces de trabajar con normalidad.

La importancia de cuidar los niveles de colesterol en la sangre viene dada por el valor que le asignes al bienestar de tu cuerpo. Comienza a vivir saludablemente hoy para mantener tu organismo en equilibrio y prevenir cualquier enfermedad que implique un riesgo para el corazón.