Criptomonedas

Criptomoneda, moneda virtual, Bitcoin… Son términos que, seguro, has escuchado en alguna ocasión en los últimos meses. Hasta hace unos años era un territorio desconocido, pero poco a poco va abriéndose camino y cada vez más personas están sumándose a esta tendencia. Pero, ¿sabes exactamente qué son las criptomonedas? En este post te daremos las nociones básicas para que conozcas qué son y cómo funcionan.

Qué es una criptomoneda

Una criptomoneda es una moneda virtual que se utiliza para intercambiar bienes y servicios. Con esta definición podría parecer que se trata de dinero electrónico convencional, pero realmente no lo es. Es cierto que con las criptomonedas puede operarse del mismo modo que se haría con cualquier divisa tradicional, pero la principal diferencia radica en que las primeras no están controladas por ninguna institución financiera ni ningún Gobierno. He aquí una de las principales características: las criptomonedas operan sin intermediarios.

Su origen puede vincularse al estallido de la crisis mundial en 2008, cuando la idea de crear una alternativa al dinero convencional empezó a tomar forma. Se trataba de desarrollar una moneda que estuviera descentralizada, que fuera anónima y más segura. Así nació el Bitcoin en el año 2009, sin duda, la criptomoneda más famosa.

Principales características de las criptomonedas

Hay varios detalles de una criptomoneda que llaman la atención. Uno de ellos es su valor. Este es increíblemente volátil y puede sufrir extraordinarias fluctuaciones en unos pocos días. Para que te hagas una idea, a fecha de hoy (6 de febrero de 2018), un Bitcoin equivale a 6.541 dólares, mientras que hace justo un mes era de 16.437 dólares. A la hora de invertir en criptomonedas, será decisivo jugar con estas variaciones de valor.

Anteriormente mencionamos que las criptomonedas están descentralizadas, lo que significa que ningún Estado, organismo o institución financiera las controla. Además, se trata de monedas anónimas, ya que permiten mantener la privacidad de los actores que intervienen en las transacciones.

No precisan de intermediarios y se consideran las monedas más seguras, ya que se valen de una tecnología mucho más confiable que la que utilizan los bancos convencionales. Otra característica es que permiten transacciones mucho más rápidas, casi instantáneas, que las que ofrecen las entidades financieras.

Por último, cabe mencionar que las criptomonedas son de carácter global. Cualquiera con acceso a Internet puede utilizarlas con independencia del lugar del mundo en el que se encuentre.

Cómo funcionan las criptomonedas

El Bitcoin o cualquier otra criptomoneda es una moneda virtual y, por lo tanto, se emplea para efectuar pagos. El universo online, entonces, no es exclusivo de las tarjetas de crédito o débito para este tipo de transacciones y cada vez más establecimientos aceptan el pago con criptomonedas.

En este punto surge otra pregunta: ¿cómo comprar criptomonedas? El hecho es que hay cuatro maneras de conseguir estas divisas. Vamos a verlas:

  • Comprándolas. Una de las vías más sencillas de conseguir Bitcoins o cualquier criptomoneda es adquiriéndolas en las denominadas casas de cambio o Exchange. En Internet hay numerosas opciones. Algunas de las casas de cambio más populares son: Kraken, Bitstamp o Coinbase.
  • Recibiéndolas. Hay sitios online que ofrecen Bitcoins como pago por diversos servicios. Del mismo modo, también hay empresas que pagan el salario en criptomonedas.
  • Minando. Se trata de un modo mucho más técnico que requiere la resolución de problemas matemáticos y la adquisición de equipos especiales. Por lo tanto, una opción no al alcance de todos, pero que ahí está.
  • Invirtiendo. Una última modalidad es a través del mercado bursátil, esto es, adquiriendo criptomonedas cuando estas tienen un valor bajo y vendiéndolas cuando este sube. Eso sí, invertir en criptomonedas también precisa de ciertos conocimientos.