Cuentos para niños

Ante la invasión de pantallas de tablets, monitores, móviles y similares, es difícil pero no imposible introducir el hábito de la lectura de cuentos para niños en nuestros hijos.

Y es que la lectura de libros ejercita la concentración sin los estímulos accesorios (o híper estímulos) de las pantallas, sin mencionar el daño óptico que puede producir su brillo.

El hábito lector no se crea, ni se impone, sino que se favorece, y sobre todo, se imita. Es por ello necesario que, en los primeros años, incluso meses, asociemos la lectura de cuentos para niños a momentos de diversión, leyendo no solo con los padres, también hermanos y abuelos.

Bien sabido es que la lectura es la base de todo buen aprendizaje. Para ello, es necesario que vayamos introduciendo el libro en formato juguete en los primeros años. Posteriormente iremos adecuando las temáticas a la madurez, el gusto y las competencias lectoras de nuestro hijo.

Cuentos para niños de 0 a 3 años

Los cuentos para niños con sonidos, colores y texturas son los más adecuados para los primeros años. Por ello se recomiendan libros con pocas palabras, o solo con letras y muchos dibujos. Libros de cartón duro, plástico (para el baño) o tela cumplen una misión simbólica de introducir el objeto “libro” al universo infantil.

Entre los dos y tres años, se puede ir introduciendo cuentos para niños con imágenes e historias cortas y comprensibles. Para que el niño adquiera nociones de rutinas y conceptos, o colores y formas, los cuentos deben estar relacionados con la vida cotidiana.

Cuentos para niños de 4 a 7 años

En este segmento de edad se inicia y desarrolla el proceso lector de los niños, por ello debemos tener en cuenta, más que nunca, las competencias lectoras y sus intereses.

Entre los 4 y 5 años podemos ofrecer cuentos para niños con fotos, o desplegables, diccionarios visuales sobre animales, etc. También aquellos cuentos que introducen texto con pictogramas, y posteriormente solo texto no muy largo y predominio de imágenes.

A partir de los 6 años suelen gustar los libros de personajes infantiles de su misma edad y aficiones. Es un buen momento para que nos acompañen a la biblioteca a elegir ellos mismos los libros que le interesan.

Cuentos para niños de 8 a 12 años

En este periodo los niños suelen desarrollar una autonomía que se traduce en gustos por la lectura de acción, aventuras, fantasía o ciencia ficción.

A partir de los 10 años los diálogos son muy comprensibles para los niños, así que podemos ofrecerles cuentos para niños de este tipo.

Cuando llegan a los 12 años, siendo ya casi adolescentes, tienen gustos bastante definidos. Muchos suelen gustar de literatura fantástica (vampiros, brujas, dragones, etc.), relaciones afectivas o temas que les preocupan como drogas, redes sociales, etc.

Cómo elegir el libro adecuado

Siempre según la competencia lectora se puede recomendar un primer libro. De acuerdo a lo que el niño nos comente de su lectura, le proponemos otro título similar o relacionado.

El objetivo es ir creando un itinerario lector adecuado a sus gustos y no estrictamente dentro del margen de edad que le corresponde.