Cómo eliminar las ojeras y bolsas con trucos caseros de forma eficaz

A pesar de que existe un sinfín de productos para eliminar las ojeras y cuidar la piel alrededor de los ojos, también puedes hacerlo con algunos ingredientes que comúnmente se tienen en casa

Eliminar ojeras con trucos caseros

Los ojos son uno de los rasgos más llamativos del rostro aunque, en ocasiones, suelen verse muy cansados cuando aparecen sombras y bolsas debajo de ellos. Sin embargo, existen múltiples formas de eliminar ojeras de manera rápida y natural; alternativas saludables que no dañan ni maltratan tu piel.

Aunque se les atribuye diferentes causas, a veces, tienen relación con malos hábitos alimenticios, estilos de vida, e incluso, con factores hereditarios; por lo que es fundamental conocer cuál es la manera más eficaz de reducirlas de acuerdo a cada caso. También es importante tener en cuenta que puede ocurrirle tanto a mujeres como a hombres.

Cuando las bolsas se hacen muy notables, resulta valioso conocer algunos trucos sencillos que puedes incluir en tu rutina diaria de cuidado facial. Estos métodos caseros no solo ayudan a eliminar ojeras sino también a reducir la inflamación que suele acompañarlas.

¿Por qué se producen las ojeras?

Algunos de los motivos por los que pueden generarse estas sombras debajo de tus ojos son:

  • Dificultad para dormir
  • Cansancio físico y mental
  • Herencia
  • Anemia
  • Mala alimentación

En este sentido, para eliminar ojeras debes considerar estos factores, pues si tu caso está relacionado con los hábitos alimenticios, es recomendable que comiences una dieta balanceada. Este cambio contribuirá a reducir las bolsas debajo de tus ojos y a tener un estado de salud óptimo.

Adicionalmente, hay otras razones que contribuyen a la aparición de ojeras, tales como la ansiedad. Es importante identificar los verdaderos causantes de las bolsas, pues algunos pueden requerir tratamientos complementarios.Eliminar ojeras con remedios caseros

Trucos caseros para eliminar las ojeras

Hay una gran cantidad de remedios naturales para eliminar ojeras y desaparecer las bolsas debajo de tus ojos. Uno de los más utilizados es la manzanilla, la cual solo debe ponerse a hervir con agua durante unos minutos, dejar en reposo para que se enfríe y aplicar con un algodón sobre la zona.

Este truco es efectivo porque reduce la sensación de cansancio, regula la inflamación y refresca el área. Por ende, disminuye la apariencia oscura de la ojera. Para hacer esta infusión más efectiva, se puede combinar con otros ingredientes antiinflamatorios, como el hamamelis.

Por otra parte, las grasas naturales como el aceite de argán son otras buenas aliadas para eliminar las ojeras. En el caso de este aceite, deberás aplicarlo debajo de tus ojos cada noche antes de dormir. Si eres constante, verás los resultados después de una semana de uso. El efecto hidratante del aceite de argán también disminuye las líneas de expresión conocidas como “patas de gallo”.

El pepino también es un remedio para eliminar bolsas por sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Es tan versátil que puedes usarlo de distintas maneras. Una de ellas es cortar dos rodajas, ponerlas sobre los ojos y dejarlas actuar entre 10 y 15 minutos.

Otra receta eficaz resulta de su combinación con el aceite de almendras y manzanas trituradas. Para hacer una mezcla lo más homogénea posible, puedes ayudarte con la licuadora. Esta mascarilla contribuye a que tu piel luzca tersa y sin señales de fatiga.

Más remedios naturales

Otras alternativas para eliminar bolsas y ojeras son las siguientes:

  • Usa las capas cristalinas del aloe vera.
  • Prepara una mascarilla con aceite de oliva, pepino y té verde.
  • Remoja dos motas de algodón en leche fría y ponlas sobre la zona de las ojeras por 10 minutos.
  • Estimula la circulación en el área a través de dos bolsitas de té verde remojadas en agua. Solo debes dejarlas enfriar un poco para disminuir la hinchazón.
  • Utiliza compresas frías sobre las bolsas.
  • Combina pétalos de rosa con aceite de almendras. Aplica esta mascarilla durante una semana en los párpados y debajo de los ojos para una piel hidratada y libre de tonalidades oscuras.

Por otro lado, hay quienes cortan la papa en rodajas gruesas y las ponen encima de los párpados. Este truco casero no solo reduce la hinchazón, sino que también es eficaz para eliminar ojeras. En su lugar, otros prefieren usar una cuchara fría, ya que la temperatura es útil para desinflamar.

Cada uno de estos trucos tienen algo en común: además de ser económicos y fáciles, no causan daños. Al contrario, el uso de ingredientes naturales como la manzanilla, el pepino, los pétalos de rosa o el té verde son utilizados con frecuencia en la elaboración de productos faciales, puesto que sus propiedades ayudan a preservar la belleza y salud de la piel.

¿Cómo evitar las ojeras?

Reducir estas sombras debajo de tus ojos es posible si tomas en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Duerme, al menos, ocho horas al día. Eso te ayudará a descansar lo suficiente, eliminar ojeras y disminuir los riesgos de que aparezcan tales expresiones de cansancio y fatiga
  • Mantén una buena hidratación. Se recomienda tomar suficiente agua al día, lo cual influye positivamente en el aspecto de tu piel y te hará sentir más saludable
  • Reduce el consumo de sal, pues el sodio es uno de los elementos cuyo uso excesivo puede causar problemas de circulación que se hacen notar, entre otras formas, a través de las ojeras
  • Toma vitamina C. Las naranjas, fresas, limones y frutas cítricas son ideales para producir más colágeno y evitar el envejecimiento prematuro
  • Ejercítate con frecuencia para reducir la inflamación de diversas partes del cuerpo. Entre ellas, las bolsas debajo de los ojos.
  • Come sanamente para evitar la retención de líquidos que se asocia a la formación de bolsas. Además, el consumo de los nutrientes necesarios ayudará a mejorar tu estado de salud

No obstante, a pesar de que estos trucos caseros son muy útiles para eliminar ojeras, es fundamental identificar las razones por las cuales se producen. Eso no solo hace más fácil la elección de un método apropiado, sino que podría indicar la necesidad de hacer cambios en el estilo de vida o la presencia de afecciones de salud que ameritan otros tratamientos.