Como hacer Slime sin Bórax

¿Cómo hacer el qué? Eso fué lo que le contesté a mi hija cuando me hizo la pregunta “¿cómo se hace slime?”. Como muchas otras niñas, mi hija ha sucumbido a la moda, originaria de Estados Unidos, del “juguete casero”.

El slime es una masa que tiene consistencia viscosa o de gelatina y, según los ingredientes que se utilicen, este “moco” puede tomar diferentes colores. Se trata de un fenómeno popularizado por un canal americano de chicos. Tal fue su éxito que hasta se empezó a vender en jugueterías

¿Qué es lo divertido?

La moda es hacer slime en los cumpleaños, como actividad, o en un taller de manualidades. Y es que ha sido pensado para que los niños disfruten en el proceso de hacerlo manualmente y, una vez hecho, desestresarse tocándolo.

Hundir los dedos en la masa, estirar el slime como un chicle, hacer globos soplando de lejos, pintarlo con esmaltes (aunque no acrílicos porque la masa se seca), marcadores o colas son algunas de las actividades que hacen los niños con el slime para calmar su nerviosismo.

¿Qué pasa con el bórax?

Los expertos (o sea, los niños) dicen que el slime que se compra hecho es más esponjoso, elástico y tienen mejor textura.

Y no se equivocan del todo, porque estos productos llevan una sustancia, el borax, que reafirma y potencia esas características. Aunque resulta que el borato de sodio, o bórax, es tóxico tanto en el contacto como en la ingestión. De hecho, es una sustancia que se utiliza en la fabricación de jabones, detergentes, desinfectantes y pesticidas.

En Facebook se ha visto el caso de una niña con las manos quemadas por el contacto con esta sustancia, cuya madre publicó fotos para advertir del peligro a otros padres.

Cabe decir que no hay restricciones en la venta de bórax y, de hecho, puede conseguirse en farmacias, pero está rotulado de una manera especial para que no sea confundido con bicarbonato porque es tóxico. En la piel puede no presentar mayores complicaciones pero, si es consumido, puede causar problemas gastrointestinales y, eventualmente, renales y cardíacos.

Por esta razón se empezó a probar sustitutos del slime, dando origen a unas cuantas recetas de slime sin bórax. Puede hacerse sin manipular directamente ese componente o incluso sin agregarlo.

Hacer slime sustituyendo al bórax

Sin manipular bórax, en tres simples pasos podemos hacer esta masa que entretiene a niños y, últimamente, a adultos por igual.

Para hacer slime con detergente necesitamos estos ingredientes:

  • 2 recipientes de plástico
  • 150 ml de agua
  • Tres cucharadas de detergente líquido
  • Cola blanca
  • Colorante comestible
  • Cucharita
  1. En uno de los recipientes de plástico, agregamos dos cucharaditas de cola blanca y luego agregamos tres gotitas de colorante comestible. Lo mezclamos todo hasta que la masa tome un color uniforme. Si queremos que quede más oscuro, le agregamos más gotitas de colorante.
  2. En el otro recipiente de plástico, añadimos una cucharada de agua y dos de detergente. Revolvemos y removemos hasta que se mezclen.
  3. Juntamos las dos mezclas y removemos hasta que se forme una masa uniforme. Podemos amasar con las manos hasta que tome una buena consistencia.