Iluminación Eficiente

Para crear ambientes acogedores en casa debemos ocuparnos no sólo de los muebles y otros accesorios de decoración. Una iluminación eficiente puede hacer la gran diferencia tanto para potenciar como para empobrecer un ambiente, por tanto, prestemos atención.

Para saber cómo iluminar una casa y además ahorrar en la factura de la luz, sigue estos trucos.

1 Utiliza luces LED para casa

Estas luces utilizan una corriente eléctrica de muy baja intensidad emitiendo una luz de forma eficiente y con alto rendimiento.

Las luces LED para casa son ideales para resaltar ciertas áreas con fines decorativos, como los techos falsos en yeso. Y es que la iluminación LED es capaz de reproducir el espectro completo de colores en función del material con el que se produce el diodo que utiliza.

Otra zona donde podemos sacar provecho de la iluminación LED es la cocina, en las áreas específicas de corte, cocción o lavado, colocándolas en la parte baja de las alacenas superiores.

Iluminar la zona interna del mobiliario, como los armarios o para destacar estanterías es posible con luces LED, ya que nos proporciona una iluminación puntual de bajo consumo.

Sin embargo, se recomienda que las luces LED para casa no se coloquen indiscriminadamente. Primero, porque cada espacio requiere una temperatura de la luz y una intensidad, según el uso que le demos a la estancia. Y segundo, porque advierten los médicos que la LED emite una luz azul que, en exposiciones continuas y prolongadas (más de 24 hs), daña la retina del ojo.

2 Prioriza la iluminación localizada sobre la iluminación general

No solo para ahorrar en la factura de la luz, sino también para tener una iluminación eficiente, es importante tener en cuenta las necesidades concretas de cada ambiente. No todos los espacios requieren la misma cantidad, ni durante el mismo tiempo, ni con la misma intensidad.

Por ello no deberíamos renunciar a la iluminación localizada, aunque ya tengamos instalada una general, porque de esta forma podremos regular la luz al tiempo que creamos ambientes más confortables.

3 Saca el máximo provecho de la luz natural

Aunque tengamos una iluminación eficiente en el ambiente, la luz artificial nunca nos dará todas las ventajas de la luz solar: es natural, gratuita y no contamina.

Las cortinas traslúcidas y las paredes y techos en tonos claros potencian la iluminación natural reduciendo la necesidad de alumbrado artificial.

4 Crea una iluminación eficiente con las luces de exterior

La iluminación ornamental de balcones o jardines no requiere demasiada luminosidad y por tanto podemos reducirla al máximo.

Encontraremos en el mercado lámparas solares ideales para estos sitios que, al tiempo que ahorran energía, crean ambientes recogidos y misteriosos.

5 Instala lámparas electrónicas en lugares de paso

Las escaleras o pasillos son ubicaciones que demandan encendidos y apagados frecuentes. Sin embargo, no es aconsejable colocar allí luces de bajo consumo porque su vida útil se acorta con el número de encendidos.

Las lámparas del tipo electrónico es la elección más eficiente para estos sitios.