Iyengar yoga, la práctica que eleva tu conciencia y tu alma

El Iyengar yoga es una práctica que permite conseguir un perfecto equilibrio entre el cuerpo, la mente y el espíritu. Con posturas complejas, y técnicas de meditación y concentración, esta disciplina lleva la conciencia y el alma al siguiente nivel.

Qué el Iyengar yoga y por qué lo puede practicar todo el mundo

El yoga es una práctica proveniente de la antigua filosofía india con una historia de más de 5.000 años. Su objetivo es estimular la mente y el cuerpo mediante la combinación de posturas físicas y técnicas de respiración y relajación.

En años más recientes, el yoga ha ganado popularidad como un forma de ejercicio físico que promueve el bienestar integral y libera tensiones acumuladas por problemas cotidianos.

No obstante, hay diferentes tipos de yoga y varias disciplinas dentro de la práctica. Una de ellas es el Iyengar yoga, una de las vertientes más recientes desarrollada a principios del siglo XXI.

Esta variante exige compromiso y constancia; y sobre todo, paciencia, ya que invita al practicante a vencer sus conflictos internos para alcanzar la iluminación espiritual.

Qué es el lyengar yoga

El lyengar yoga es una de las ramas del yoga ideada por Bellur Krishnamachar Sundararaja Iyengar, mejor conocido como B.K.S. Iyengar. Este fue uno de los maestros de yoga más influyentes del mundo debido a su entrega y preparación. Escribió varios libros sobre la técnica del yoga y practicó esta disciplina por más de 75 años.

Sus enseñanzas y descubrimientos dieron lugar al Iyengar yoga, una práctica que actualmente cuenta con millones de seguidores. Su metodología se basa en los principios del maestro de B.K.S. Iyengar, Patanjali, combinada con técnicas de respiración y posturas de estiramiento.

Los fundamentos del Iyengar yoga se encuentran en la sincronización de posturas corporales complejas con la meditación y la concentración. De acuerdo con su creador, el practicante atraviesa los 8 estados de asanas (postura), dhyana (meditación) y dharna (concentración) con el fin de elevar su conciencia. Para ello; debe enfrentar sus temores y pesares, y superar sus luchas internas.

Importancia de la postura en el lyengar yoga

Algo que diferencia al lyengar yoga de las otras técnicas de yoga es su profundo cuidado respecto a la postura. Se tiene la creencia de que cuando no se logra la posición adecuada, no se llega a un estado de concentración y meditación elevado. Por lo tanto, B.K.S. lyengar determinó cuatro aspectos fundamentales sobre la postura.

Alineamiento y precisión

El alineamiento perfecto del cuerpo supone un cerco armónico en el que los órganos, el esqueleto, los músculos y cada parte del organismo se encuentra en equilibrio. Esta sincronización permite que cuerpo, mente y espíritu funcionen en consonancia.

Intensidad

Este aspecto se refiere al tiempo de duración de la postura. De acuerdo con B.K.S. Iyengar, la postura no surte efecto de manera inmediata sino que hay que permitirle madurar para que sus beneficios viajen desde el nivel corporal hasta el mental.

Una de las mayores exigencias para los nuevos practicantes de Iyengar yoga es mantener posturas durante un periodo de tiempo prolongado, ya que no cuentan con la resistencia física adecuada. Sin embargo, esta habilidad se desarrolla con la práctica.

Uso de instrumentos para el alineamiento

En el lyengar yoga; se utilizan soportes como sillas, mantas, cuerdas, cinturones y bloques para estimular las partes dormidas del cuerpo y conseguir el alineamiento y la precisión esperada en cada postura.

El uso de estos instrumentos también facilita que las personas con alguna dificultad o padecimiento físico equilibren su cuerpo y practiquen esta filosofía sin problemas.

Secuencia

Cada postura surte un efecto determinado en el cuerpo, la mente y el alma. Por ende, el orden en que se realicen es importante para conseguir diferentes efectos y niveles de estimulación.

Por ejemplo; las posturas de pie están cargadas de energía, y las posturas con flexiones relajan mientras que las que presentan extensiones activan.Grupo de personas practicando Iyengar yoga

Beneficios del Iyengar yoga

Esta práctica ayuda a controlar el estrés, los nervios y la ansiedad. También promueve el bienestar físico y mental, a la vez que contribuye a lograr el equilibrio entre ambos planos. No obstante, el mayor beneficio del Iyengar yoga tiene que ver con el fortalecimiento de la mente y el reconocimiento del alma.

Los practicantes creen que muchas enfermedades y malestares corporales se originan por el debilitamiento del espíritu. Por lo tanto; la depresión, el estrés y las preocupaciones son los desencadenantes de problemas de salud como dolores musculares e hipertensión arterial.

Al elevar la conciencia y el alma a un plano mayor, el Iyengar yoga ayuda a permanecer sano y fuerte. Y de acuerdo con sus defensores, esto se logra mediante el equilibrio físico, mental y espiritual que permite alcanzar.

Por otra parte, debido a los ejercicios posturales, esta práctica resulta beneficiosa para las personas que padecen impedimentos físicos o problemas de movilidad generados por una enfermedad o un accidente.

Quiénes pueden practicarlo

En esencia, personas de todas las edades pueden practicar el Iyengar yoga. El único requisito que exige esta práctica es tener disciplina y constancia, ya que se trata de entrenar el cuerpo y la mente para que funcionen como uno solo. Para lograrlo, la disposición es el ingrediente principal.

Cabe mencionar que, en el Iyengar yoga, los resultados no son inmediatos. Los practicantes aseguran que las personas perciben la transformación en sus vidas a partir del primer año, por lo que ser constante es fundamental.

Frecuencia de las sesiones de Iyengar yoga

Como hemos explicado, el lyengar yoga es una disciplina de constancia y dedicación. Por ello, la frecuencia de las sesiones es crucial madurar las posturas y obtener los beneficios físicos y mentales.

Los practicantes deben asistir a 3 sesiones semanales como mínimo. Esto demuestra que si bien esta práctica ofrece un cambio de vida y la transformación de tu cuerpo, mente y espíritu; también exige compromiso y disciplina. De lo contrario, será muy difícil percibir sus bondades.

Sin duda, recomendamos el Iyengar yoga para conseguir serenidad y armonía, así como para equilibrar el plano físico y espiritual. Estamos seguros de que nada te impide invertir algo de tiempo en tu bienestar, así que esperamos te animes a practicarlo.