Visitar-Colombia

Destino tropical, Colombia ostenta el segundo puesto a nivel mundial en cuanto a biodiversidad. Su riqueza natural es incuestionable, así como su enorme variedad de ecosistemas. Al norte, nos topamos con el Océano Atlántico, mientras que el oeste está bañado por el Océano Pacífico. La cordillera de los Andes hace su incursión en el país sudamericano, como también la selva amazónica. De este modo, tienes a tu alcance un destino de lo más variopinto que te permitirá descubrir los paisajes más espectaculares y, al mismo tiempo, dispares entre sí sin atravesar ninguna frontera. He aquí 9 maravillas de la naturaleza que tendrás la suerte de admirar en tu viaje a Colombia.

1. Los páramos del Parque Nacional de los Nevados

Un páramo es un tipo de ecosistema para cuya existencia tienen que darse algunas condiciones. Estos se ubican en las áreas montañosas de las regiones tropicales, a altitudes de entre 3.000 y 5.000 metros. En ellos la niebla es una constante y, además, tienen la peculiaridad de ser fábricas naturales de agua. En Colombia hay varios páramos, siendo el del Parque Nacional de los Nevados uno de los más populares. Este lugar está habitado por unas plantas muy curiosas llamadas frailejones, que absorben gran cantidad de agua. En tu viaje a Colombia, los paisajes de frailejones se ganarán tu corazón. Si los abrazas, ¡descubrirás que están blanditos!
Parque Nacional de los Nevados (Colombia)

2. El Valle de Cocora

La palma de cera es el árbol nacional de Colombia. Esta se caracteriza por ser muy esbelta, alcanzando más de 60 metros de altura. En el departamento de Quindío y, concretamente, próximo al colorido pueblo de Salento, se halla un lugar mágico. El Valle de Cocora es un bosque en el que abundan estas palmeras, las cuales pueden llegar a vivir incluso más de 100 años. Se trata de un paisaje insólito que no se parece, seguro, a nada de lo que hayas visto anteriormente.
Valle de Cocora en Colombia

3. El Parque Nacional Tayrona

Al abrigo de la Sierra Nevada de Santa Marta se localiza un paraíso de playas salvajes. Si creías que conocías el Caribe, este sitio te va a sorprender. Además de tomar el sol y bañarte en sus aguas transparentes, puedes buscar un poco de aventura adentrándote en los senderos y conociendo algunas de las comunidades indígenas que habitan en este lugar, como los koguis o arhuacos. Si te apetece pasar la noche en el parque, puedes acampar o, incluso, dormir en una hamaca.
Parque Nacional Tayrona

4. El Desierto de la Guajira

El Desierto de la Guajira es una extensión poco explorada, casi virgen. Limita con Venezuela y con el Mar Caribe. Su proximidad con la frondosa y húmeda selva de la Sierra Nevada de Santa Marta hace que el contraste sea aún mayor. De repente, el paisaje cambia totalmente. Te recibe un desierto árido y dorado habitado por la comunidad wayúu, cuyos miembros se afanan en vender artesanías a los pocos turistas que se acercan por allí. Es preciso conducir unas cuantas horas hasta llegar a Cabo de la Vela, el punto donde la arena del desierto se funde con las aguas turquesas del mar.

Desierto de la Guajira en Colombia

5. Caño Cristales

También conocido como el río de los cinco colores, Caño Cristales es un paisaje único solo al alcance de quienes estén de viaje en Colombia. De acceso un tanto complicado, sus tonalidades amarillas, rojas, negras, azules y verdes provienen de las plantas acuáticas y las formaciones rocosas del fondo. Al ser sus aguas transparentes, la vista es espléndida. Su visita solo es posible durante seis meses (de enero a junio), pues el resto del año permanece cerrado.

6. Los cafetales

Si Colombia fuera un aroma, sería el de café. Como uno de los mayores productores del mundo, uno de los paisajes más habituales es el de los cafetales. Para ser testigo de esta maravillosa estampa, basta con dirigirse al popular Eje Cafetero, un triángulo situado a caballo entre los departamentos de Caldas, Risaralda y Quindío. En él, tendrás la oportunidad de visitar fincas cafeteras familiares y descubrir la magia del café artesanal.

Granos de Cafe Colombia

7. Isla Múcura

Si cierras los ojos y piensas en una playa caribeña, muy probablemente la que imaginas se parezca a Isla Múcura, ubicada en el archipiélago de San Bernardo, no lejos de Cartagena de Indias. Aguas extremadamente cristalinas, arena suave y cabañas sobre el mar te regalarán una de las mejores instantáneas de tu viaje por Colombia.
Isla Múcura en Colombia

8. Sierra Nevada de Santa Marta

La Sierra Nevada de Santa Marta acoge la montaña más alta del país, el pico Cristóbal Colón, con 5.775 metros de altura. De igual modo, es el hogar de varias comunidades indígenas descendientes de los míticos tayronas. En su interior, la humedad y el calor asfixiante del bosque tropical no son impedimentos para atisbar rincones tan extraordinarios como el Parque Arqueológico Teyuna, más conocido como Ciudad Perdida, un lugar sagrado por los pueblos indígenas que viven en la sierra.
Sierra Nevada de Santa Marta

9. Desierto de la Tatacoa

Después de La Guajira, el Desierto de la Tatacoa es el área más árida de Colombia. Se trata de un entorno de curiosas formaciones rocosas cuyas diferentes tonalidades brindan un asombroso espectáculo visual. El desierto ofrece varias rutas para contemplarlo en todo su esplendor. Al caer la noche, no hay mejor plan que quedarse a contemplar las estrellas.