Plan contra la ansiedad postparto

Y después de 9 meses deseando este momento ya está aquí. La emoción, los miedos, una inmensa felicidad te llena. Estás segura, no ha existido un momento más feliz en tu vida, te corre un escalofrío en tu cuerpo, una extraña sensación de gritar y de querer a esta personita durante toda la vida pero comienza el postparto.

Ansiedad Postparto

La llegada de un bebé trae consigo numerosos cambios, físicos, de conducta, hormonales y también sentimentales. Es un nuevo puzzle y de nuevo hay que colocar las piezas. Aparecen los miedos por no saber si realmente estás criando bien a tu bebé y con ellos, en muchas ocasiones, la ansiedad.

¿Qué es exactamente la ansiedad?

La ansiedad es una respuesta de nuestro cuerpo a la nueva situación. Es tan normal sufrirla como no, y pasará, es temporal. Pero hay que conseguir que no afecte negativamente a nuestra vida, que no nos impida criar, desconectar y descansar, que nos permita continuar con nuestras relaciones sociales e incluso que no sea un problema para la relación con nuestra pareja.

Trucos para sortear este “bache”

  1. Mírate desde fuera, obsérvate a ti misma, ordena en tu cabeza tus preocupaciones, tus miedos, tus problemas. Memoriza cuáles son las ocasiones en las que no estás feliz, en las que puedes pensar que quieres dar marcha atrás, si encuentras tú misma las nuevas situaciones que te hacen sentir así, será más fácil superarlas.Pregúntate cómo te sientes, ¿te impide este estado en el que te encuentras realizar actividades de tu vida cotidiana o relacionarte con amigos, familiares o incluso con tu propia pareja? Cuando aparecen los síntomas, si hay algo que los desencadene, si son constantes o pasajeros, si son más fuertes en alguna ocasión. Ordenar en tu cabeza todas estas sensaciones te vendrá bien para superarlas.
  2. Piensa en quién puede escucharte porque sí, necesitas hablar, explicar en voz alta lo que estás sintiendo, contar todos los sentimientos que has detectado por ti misma.Seguro que te ha pasado por la cabeza “en qué lío me he metido”, es lo normal, exteriorízalo, normaliza que tu vida ha cambiado y que estás volviendo a colocar las piezas en su sitio. Puede ser tu pareja, una amiga (si ha sido madre mejor, porque empatizará más contigo), tu madre, hermana o hermano… pero sácalo de dentro. Pedir ayuda no es un signo de debilidad.
  3. Si no eres capaz de encontrar a alguien de tu entorno que sepa escuchar y entenderte, busca a al profesional de referencia que pueda ayudarte, puede ser la matrona que te acompaña durante el postparto o el servicio de pediatría. Lleva si hace falta escritas las ideas del primer punto para que te sea más sencillo detallar al profesional lo que sientes y que no se te olvide nada. Normaliza tus sentimientos, no sientas vergüenza por sentirte así, no eres ni la primera ni serás la última.
  4. Busca un rato para ti, es muy difícil porque un bebé es totalmente dependiente de ti, pero no hace falta que sea una hora ni saliendo de casa, comienza por 10 minutos al día, tumbarte en la cama, escuchar tu canción favorita, ducharte… Desconectar un tiempo aunque sea pequeño hará que vuelvas con tu bebé con más ganas que nunca, pequeñas cosas que pueden devolverte a ser tú misma.
  5. Comienza una rutina de ejercicio cuando te sea posible, camina con el bebé, haz hipopresivos,..el ejercicio te hará sentir mejor físicamente y también mentalmente.
  6. Crea una estrategia para poder dormir. Siempre se dice que hay que descansar y dormir cuando el bebé lo haga, pero no es tan sencillo, a lo mejor en ese momento no puedes dormirte, no es fácil conciliar el sueño a cualquier hora del día, pero es sencillo al final de este, así que aunque sean las 20:00h y te parezca muy temprano, si tu bebé duerme aprovecha, adáptate a él, será temporal, esta época termina.
  7. Acude a un grupo post-parto, es enriquecedor y tranquilizador ver como no eres la única que tiene esos pensamientos y esas nuevas sensaciones. Habla abiertamente con otras madres sin tabús y escúchalas. El hablar con personas que están pasando por la misma situación te ayudará positivamente.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) define la salud mental como el «estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones normales de la vida, puede trabajar de forma productiva y fructífera y es capaz de hacer una contribución a su comunidad».

Por tanto, realiza tu plan para conseguirla y sobretodo recuerda que tú eres fuerte.