Consejos sobre el Postparto

Y ahora que ya hemos pasado el parto ¿qué? Llegó el puerperio, postparto o cuarentena. Tiempo de recuperación física, de cambios hormonales, de cansancio y sueño acumulado. Es momento de tomarte las cosas con calma. Os cuento algunos consejos.

1. Es un mal momento para ponerte dieta

“Quiero volver a mi peso”, es uno de los deseos más escuchados en las consultas de postparto, pero durante este periodo no es buena idea restringir alimentos, el cuerpo tiene que recuperarse del gran esfuerzo que ha supuesto el parto y necesita energía para la crianza. Te aconsejo llevar una dieta sana y equilibrada, pero nunca ponerte a dieta.

Si has decidido lactancia materna para tu bebé, hay que saber que para la producción láctea se necesitan en torno a unas 200-500 calorías al día, por lo que, a lo largo de las semanas y los meses será más fácil el conseguir de nuevo el peso preparto, la pérdida se acentúa más a partir del tercer mes, y para que esto suceda no hace falta ningún tipo de dieta especial, solo es necesario comer de forma sana y equilibrada.

2. El tabaco y alcohol te pasarán factura

Los tóxicos del tabaco y el alcohol inhiben la liberación de la hormona que se encarga de estimular la producción de leche.

La nicotina del tabaco pasa a la leche materna y puede sobre estimular al niño dificultando la conciliación del sueño, y aumentando la irritabilidad. Además, el humo del cigarrillo ataca su sistema respiratorio, aumentando las probabilidades de padecer dolencias como bronquitis, asma o neumonía. Hay que tener en cuenta, que aunque se fume en una habitación diferente a donde se encuentre el bebé, nos lavemos las manos o nos cambiemos la ropa, la nicotina puede estar impregnada en la piel o en el pelo. ¿No crees que tu bebé es una buena opción para dejar de fumar? Es muy difícil, lo sé, pero se puede.

Por su parte, el alcohol es el único alimento, prohibido durante la lactancia materna.

3. Olvídate de llenar la bañera

Los baños de inmersión, ya sea en la bañera, en una piscina o en la playa están desaconsejados durante el posparto, para prevenir infecciones, ya que el cuello del útero necesita su tiempo para cerrarse.

Igualmente, un exceso de limpieza o las duchas vaginales durante el postparto desestabilizan la flora protectora de la vagina, favoreciendo las infecciones. Es por ello, que te aconsejo lavados exclusivamente en el monte de Venus con un gel íntimo, y dejar fluir el agua hacia abajo durante la ducha, no introduciendo gel nunca en la vulva, ni realizar lavados directamente en la mucosa genital.

4. Ojo con descuidar heridas de cesárea o episotomía

Durante la primera semana de posparto, los puntos en la vulva (si es que se tienen), deben estar limpios, secos y ventilados. Para la limpieza, existen incluso jabones específicos que ayudan a cicatrizar. Has de mantenerlos secos y ventilados aunque no sea fácil, ya que no puedes olvidar que durante este periodo, tenemos los loquios, (sangrado postparto). Debes usar compresas exclusivamente de algodón, y ser muy meticulosa en cambiarlas a menudo. Lo mismo que tienes que tener en cuenta que la ropa interior sea de este mismo tejido, de algodón.

Los tampones pueden dañar las paredes vaginales, resecar y alterar la flora vaginal, aparte, no favorecen la ventilación de la zona genital, algo que como ya hemos dicho está indicado durante las primeras tres semanas del posparto.

5. Levantar peso con mucho arte

Durante las tres primeras semanas del posparto el suelo pélvico está debilitado y, por tanto, hacer esfuerzos con los abdominales o alzando peso puede perjudicarlo.

Tanto para alzar como para sostener a tu bebé debes hacerlo centrando el equilibrio en la cadera, y no en la cintura. Inclina el cuerpo hacia adelante mientras flexionas levemente las rodillas, sin forzar la zona lumbar.

Tu matrona al final de la cuarentena, te hará un examen del suelo pélvico, y te aconsejará qué tipos de ejercicios son los adecuados para recuperar si es necesario el tono del suelo pélvico.

6. No dejes de sonreír

El postparto es el periodo de tu vida donde más debes de cumplir con oír, ver y sonreír. Todo el mundo se cree que va a saber más que tu, desde tus familiares más cercanos, hasta la señora con la que coincides en el semáforo.

Escúchalos, da las gracias y sonríe, y por supuesto…luego haz lo que tu pareja y tu creéis que es mejor para vuestro bebé, porque más que vosotros en su crianza no sabe nadie.

7. Lactancia a demanda y el pecho siempre preparado

No hay que lavar el pecho cada vez que el bebé vaya a realizar la toma y por supuesto no hay horarios en la lactancia materna.

Nadie dijo que fuera fácil, pero el bebé terminará marcando unos horarios, no tendrás que ir con el pecho al aire cada minuto durante todos los meses de lactancia. Ni mucho menos tendrás que ducharte cada vez que el bebé quiera “teta”. Lo único que necesitáis es vuestro espacio y estar tranquilos.

8. Prohibido consumir medicamentos sin supervisión médica

Automedicarse es desaconsejable en todo momento, pero muy especialmente durante el posparto.

No debes consumir fármacos sin indicación médica, porque incluso los que se compran sin prescripción pueden afectar negativamente a tu recuperación posparto. Tu médico te indicará qué medicamentos puedes tomar, y si llevas algún tratamiento para una enfermedad crónica, también te indicará si debes continuar con la misma dosis o ajustarla.

9. Espera para hacer deporte intensamente

Durante la cuarentena, no es recomendable el ejercicio intenso ni de impacto.
Este periodo es ideal para comenzar a caminar de 5 a 20 minutos a un ritmo relajado.

Si estás dando el pecho, también tienes que tener en cuenta, que durante el ejercicio intenso, la madre eleva los niveles de ácido láctico, lo que puede producir un cambio en el sabor de la leche y que el bebé rechace el pecho.

Tu comadrona, te dirá qué tipo de ejercicio te conviene y cuando puedes comenzar.

10. Volver al sexo muy tarde

El mejor consejo que se puede dar sobre el sexo en el postparto, es que, escuches a tu cuerpo. Dependiendo de que el parto haya sido vaginal o por cesárea, o si hay puntos las relaciones sexuales se retoman en tiempos diferentes.

Pero no lo dejes olvidado, el sexo es parte de nuestra vida, es posible que se sienta miedo, dolor,.. pero no hay que confundir sexo con penetración, el sexo también son caricias, masturbación,…

La maternidad es posible que sea una de las cosas más bonitas que te pueden pasar, pero «nadie dijo que fuera fácil».