Ensalada de Cous-Cous

Cómo preparar Ensalada de Cous-Cous
Tiempo20 minsDificultadFácilComensales4 Porciones

La ensalada de cous-cous es un plato fresco y exótico que sirve para acompañar carnes y pescados. Es tan versátil que puedes agregarle los vegetales, hierbas y condimentos que quieras para prepararla a tu gusto. El resultado siempre será una ensalada colorida, ligera y deliciosa, además de fácil de hacer.

Ingredientes para hacer Ensalada de Cous-Cous

 500 gramos de cous-cous precocido
 1 pastilla de caldo de pollo o carne
 1 litro de agua
 1 lata de maíz precocido
 50 gramos de pasas
 20 aceitunas sin hueso
 2 zanahorias
 2 tomates
 1 cebolleta
 1 limón
 Aceite de oliva
 Menta fresca
 Hierbas secas al gusto

Cómo preparar Ensalada de Cous-Cous

1

En una olla, calienta el litro de agua. Cuando haya alcanzado el hervor, añade la pastilla de caldo y remueve hasta disolver. En un tazón grande, coloca 4 tazas de cous-cous precocido junto con 4 tazas de caldo. Aparta y deja reposar por 5 minutos para que los granos se hidraten con el caldo.

2

Entre tanto, sancocha las zanahorias y luego, córtalas en cuadritos. Pica también los tomates y la cebolleta en cubos pequeños y las aceitunas en láminas. Mezcla todos estos ingredientes en un bowl grande.

Escurre el maíz y añádelo a la mezcla junto con las pasas. Incorpora cuidadosamente con ayuda de una paleta de cocina. Finalmente, exprime el limón y vierte el zumo sobre la preparación.

3

Cuando el cous-cous haya absorbido el caldo, mézclalo con los demás ingredientes previamente picados. Seguidamente, añade un poco de aceite de oliva para que los granos no se peguen entre sí y remueve.

Antes de servir, pica la menta fresca en trozos pequeños y espárcela sobre la ensalada de cous cous. Como toque final, agrega las hierbas secas al gusto e incorpora.

Esta es una ensalada fresca, así que no es necesario refrigerar o calentar. Basta con servirla a temperatura ambiente para disfrutar de sus sabores.

Trucos para preparar una buena Ensalada de Cous-Cous

La preparación de esta ensalada es muy sencilla. Sin embargo, uno de los detalles que garantiza su éxito es la textura del cous-cous, pues debe ser ligera. Para lograr este efecto, es importante medir la cantidad de caldo y cous-cous con exactitud.

De lo contrario, si la proporción de caldo resulta ser más de lo que el cous-cous puede absorber, los granos forman una masa pegajosa y pesada. Y en caso de que sea menos, los granos quedan duros. Cabe mencionar que este último escenario se resuelve añadiendo un poco más de caldo, pero el primero no tiene solución.

En cuanto al sabor de la ensalada de cous-cous, hemos mencionado que puedes añadir las hierbas secas que quieras. No obstante, el perejil acentúa su frescura y aroma. Por ende, esta hierba no puede faltar en tu selección.

Ingredientes

 500 gramos de cous-cous precocido
 1 pastilla de caldo de pollo o carne
 1 litro de agua
 1 lata de maíz precocido
 50 gramos de pasas
 20 aceitunas sin hueso
 2 zanahorias
 2 tomates
 1 cebolleta
 1 limón
 Aceite de oliva
 Menta fresca
 Hierbas secas al gusto

Instrucciones

1

En una olla, calienta el litro de agua. Cuando haya alcanzado el hervor, añade la pastilla de caldo y remueve hasta disolver. En un tazón grande, coloca 4 tazas de cous-cous precocido junto con 4 tazas de caldo. Aparta y deja reposar por 5 minutos para que los granos se hidraten con el caldo.

2

Entre tanto, sancocha las zanahorias y luego, córtalas en cuadritos. Pica también los tomates y la cebolleta en cubos pequeños y las aceitunas en láminas. Mezcla todos estos ingredientes en un bowl grande.

Escurre el maíz y añádelo a la mezcla junto con las pasas. Incorpora cuidadosamente con ayuda de una paleta de cocina. Finalmente, exprime el limón y vierte el zumo sobre la preparación.

3

Cuando el cous-cous haya absorbido el caldo, mézclalo con los demás ingredientes previamente picados. Seguidamente, añade un poco de aceite de oliva para que los granos no se peguen entre sí y remueve.

Antes de servir, pica la menta fresca en trozos pequeños y espárcela sobre la ensalada de cous cous. Como toque final, agrega las hierbas secas al gusto e incorpora.

Esta es una ensalada fresca, así que no es necesario refrigerar o calentar. Basta con servirla a temperatura ambiente para disfrutar de sus sabores.

Ensalada de Cous-Cous