Regalar Mascotas en Navidad

Cada vez cuesta más elegir los regalos para Navidad, ¿no te parece? Es curioso porque nos encontramos en unos tiempos en el que la variedad de opciones está servida, mucho más que nunca. Si hay niños en la familia, es posible que nos sintamos tentados de regalar una mascota en Navidad, pero ¿es buena idea? De esto va este artículo, de identificar si hacerlo es conveniente o no.

Claves para saber si es una buena idea regalar una mascota en Navidad

Es posible que no haya mayor emoción que recibir como obsequio navideño un perro o gato. Y es que ¿quién puede resistirse a la ternura de estos animales domésticos? Eso sí, la felicidad inicial podría desembocar en una cierta dejadez con la mascota si no se tienen en cuenta ciertos factores.

Regalar perro en navidad

Antes de entrar en materia, es preciso recordar que una mascota no es un juguete. Son muy lindas y divertidas, pero es un ser vivo y, como tal, requieren de ciertos cuidados que hay que estar dispuesto a dar. ¿Qué tener en cuenta previamente a regalar una mascota en Navidad?

1. Quién es el destinatario

Para un niño, no hay mejor regalo navideño que una mascota. Es una realidad aplastante. Pero también lo es que, una vez pasado el momento de la novedad, el interés podría disminuir. De ahí que haya que cerciorarse de que la familia verdaderamente desea adoptar a un miembro más, con sus pros y contras.

2. Estilo de vida del futuro dueño

¿Cómo es la persona que va a hacerse cargo del perro o gato? ¿Le gusta viajar, hacer escapadas los fines de semana o está muchas horas fuera de casa a causa del trabajo? Entonces, quizás no sea el prototipo ideal de dueño.

3. La edad del animal

Si estás pensando en regalar una mascota en Navidad, debes saber la importancia de hacerlo dentro de un periodo muy concreto. Lo idóneo es que sea entregado a sus nuevos dueños en su séptima u octava semana de vida y siempre antes de que cumpla los 3 meses de edad. Sería mucha casualidad que este plazo coincidiera exactamente con la época navideña.

4. El nuevo hogar de la mascota

Otro aspecto que no podemos pasar por alto está relacionado con el hogar donde vivirá la mascota. ¿Es un piso o una casa con jardín? Dependiendo del tamaño, habrá que escoger un animal doméstico pequeño, mediano o grande.

5. La selección de la mascota

Por último, es imprescindible que el futuro dueño haya participado en la selección de la mascota, pues no olvides que cada persona tiene unos gustos diferentes en cuanto a tamaño o raza, por ejemplo. Un perro o gato es para toda la vida, así que es importante asegurarse de que se adapta perfectamente a sus preferencias.

El problema del abandono de mascotas

Recibir una mascota como regalo es algo que a todos nos haría mucha ilusión, pero, pensándolo en frío, es posible que, por unas razones u otras, no nos venga bien tener una.

Con un nuevo miembro de cuatro patas en la familia hay que estar dispuesto, en muchas ocasiones, a renunciar a planes o eventos debido a su cuidado. Por ejemplo, si es un perro, necesitarás sacarlo a pasear a la calle al menos tres veces al día, haga frío, calor, llueva o truene. Por supuesto, también preocuparse de ponerle agua, comida, vacunas…

De ahí que, pasadas las fiestas, muchos se agobien ante esta nueva responsabilidad y se decanten por la peor de todas las opciones: el abandono. No en vano, de acuerdo con las estadísticas, más del 30 % de las mascotas que se regalan por Navidad acaban abandonándose. Una tragedia, ¿no crees?

En conclusión, regalar una mascota en Navidad puede que no sea tan buena idea como parece, así que ¡asegúrate bien de que las circunstancias sean 100 % favorables antes de hacerlo!