Pueblos Negros de Guadalajara

Si estás buscando un plan para una escapada de un solo día y crees que ya has rastreado toda tu región, te proponemos una excursión que te va a encantar. Tanto si vives en Madrid como en Toledo, Segovia o, por supuesto, en la propia ciudad de Guadalajara, tienes a tu alcance un viajecito relámpago de menos de 2 horas desde tu casa. ¿Has escuchado alguna vez hablar sobre los pueblos negros de Guadalajara? Si no, mucho mejor, porque así te van a sorprender más.

Los pueblos negros de Guadalajara hacen referencia a un conjunto de poblaciones de arquitectura rural en la que predomina la pizarra, de ahí que el negro sea el color protagonista en estos lugares. La pizarra no solo está presente en las viviendas, sino en el resto de elementos de la población: puentes, plazas, fuentes, etc. El resultado es una estampa que maravilla a todo aquel que tiene la oportunidad de contemplarla. Por sus especiales características, se trata de una excursión recomendada sobre todo en la temporada de otoño e invierno, ¡así que aprovecha para ir antes de que llegue la primavera! No obstante, cada estación del año tiene algo especial que aportar a estos pueblos.

La realidad es que las tonalidades oscuras del paisaje urbano sumadas a los destellos de la naturaleza se encargan de configurar un destino idóneo para los entusiastas del turismo rural. Si estás en la búsqueda de un rincón con encanto para una escapada lejos del mundanal ruido de las grandes ciudades, cualquiera de los pueblos negros de Guadalajara te va a encantar.

Dónde están los pueblos negros de Guadalajara

La arquitectura negra está presente en el Parque Natural de la Sierra Norte de Guadalajara. En esta área, se combinan los entornos boscosos, hayedos y encinares con estas localidades de curiosa fisonomía arquitectónica.

Los pueblos negros de Guadalajara son un conjunto de 12 poblaciones de aspecto rústico y pocos habitantes, cualidades que las hacen perfectas para una escapada de relax. Si accedes desde Guadalajara, Madrid o Toledo, la puerta de entrada es Cogolludo. Desde ahí, continúa hasta Tamajón, donde se halla la iglesia de la Asunción, un templo del siglo XIII que no pasa desapercibido y por el que tendrás que pasar para ir a la Ciudad Encantada de Tamajón, otro de los atractivos del lugar.

Desde Tamajón, se abren dos posibilidades. Una de las vías te llevará a coquetos pueblos como Valverde de los Arroyos (del que hablaremos más adelante) o Palancares. La otra, te conducirá hacia otras poblaciones, también muy bonitas, como Campillo de Ranas o Majaelrayo.

Los 3 pueblos de arquitectura negra más bonitos

Si solo tienes un día, dado el tipo de carreteras que conectan los pueblos negros de Guadalajara, deberás escoger bien qué sitios ver. He aquí los 3 pueblos de arquitectura negra que se consideran imprescindibles.

Valverde de los Arroyos

Valverde de los Arroyos es uno de esos lugares que enamora ya desde la propia carretera, cuando se anticipa allí a lo lejos. Como el resto de los pueblos, consta de una plaza y unas pocas calles, por lo que recorrerlo no resulta ni complicado ni cansado. Los fines de semana, y aprovechando la afluencia de turistas, en la plaza principal se instalan varios puestos donde adquirir artesanía y productos locales. Si vas a quedarte todo un fin de semana, desde Valverde de los Arroyos parten varias rutas para los amantes del senderismo.

Valverde de los Arroyos en Guadalajara

Campillo de Ranas

Para acceder a Campillo de Ranas desde Valverde de los Arroyos, es imprescindible que regreses a Tamajón. Ahí, toma la otra carretera y en algo más de 20 minutos, te encontrarás en este lindo pueblecito. En Campillo de Ranas parece que se hubiera detenido el tiempo y, especialmente en otoño, cada rincón es digno de fotografiar, gracias al contraste de las tonalidades ocres con el negro de la pizarra. Uno de sus rincones imperdibles es el reloj solar, que se halla junto a la iglesia de Santa María Magdalena.

Camnpillo de Ranas en Guadalajara

Majaelrayo

Unos pocos kilómetros más allá de Campillo de Ranas se localiza Majaelrayo, otro de los pueblos negros de Guadalajara más bonitos. Majaelrayo es para caminarlo sin prisas, mientras observas sus hermosas casitas de pizarra ataviadas con balcones de madera, los cuales, en muchas ocasiones, están vestidos de flores.

Majaelrayo en Guadalajara¡Hasta aquí esta ruta de pueblos negros de Guadalajara! Si te gusta hacer kilómetros con el coche, no dudes en añadir a la escapada el resto de poblaciones de arquitectura negra.