Terrazo: el material que inspira a decoradores y diseñadores

El terrazo aparece tras décadas para irrumpir con fuerza en la industria de la decoración, no solamente para los suelos si no como opción a tener en cuenta en paredes y complementos.

Decoración de Complementos con Terrazo

Todo parece indicar que el terrazo vuelve a nuestras vidas. Pero, ojo, no es un retorno a la estética de la casa de los abuelos, sino una re interpretación del estilo desplegado en todo un universo decorativo.

No solo en España sino también en toda la geografía de influencia hispánica, el terrazo ha sido uno de los materiales más usados en la década del 60 y 70 para el revestimiento de suelos o columnas, principalmente.

Pero en la actualidad el terrazo vuelve con fuerzas renovadas para convertirse en uno de los materiales favoritos dentro de la industria del diseño y el interiorismo.

Desde las terrazas de Italia hasta nuestras casas

El terrazo es un material originario de Venecia, ciudad en la que empezó a usarse allá por el siglo XV, para aprovechar los sobrantes de la construcción (principalmente guijarros de piedra y cemento). Como resultó ser un producto de gran resistencia y bajo coste, fue ampliamente utilizado en las terrazas de casas de obreros, y de allí surgió su nombre.

Ya en el siglo XX, fue muy valorada la versatilidad del terrazo para conseguir acabados especiales, aunque principalmente se utilizaba por su alta durabilidad, su facilidad de mantenimiento y su precio económico.

Tradicionalmente usado para suelos en zonas de alto desgaste, el terrazo es además de muy fácil mantenimiento. Pero su capacidad de resistencia ante la humedad lo hace también ideal para baños y cocinas.

El terrazo es un poquito de esto y un poquito de aquello

El terrazo proviene de material de rechazo de canteras de piedra natural, por ejemplo, de bloques rotos que no se pueden usar pero que mantienen todas sus propiedades físicas. Estos elementos se trituran y luego se unen con cemento.

En su formato original, el terrazo es una singular mezcla de virutas de mármol, granito, cuarzo o vidrio aglutinadas con cemento. El producto resultante conforma un diseño único y diferente cada vez, lo que le confiere una gran capacidad para encajar en todo tipo de estancias y superficies.

Los suelos de terrazo son prefabricados formando baldosas de formas regulares. Pero también pueden ser fabricados mediante el método de vaciado, volcado directamente en el terreno y de corrido sin necesidad de baldosas, en cuyo caso también se le llama pavimento.

En su fabricación se usa grano fino, medio o grueso dando como resultados diseños de motas pequeñas o grandes. Los colores más utilizados en el siglo XX eran los tonos blancos, grises o tierras que son los que vemos en las casas de esa época.

El terrazo del siglo XXI

Hoy en día, el terrazo vuelve a ser tendencia pero con aires renovados. La industria del diseño y la decoración lo han reinterpretado mediante sorprendentes combinaciones de colores y tamaños.

Como parte de su evolución, actualmente se utiliza como aglomerante no solo el cemento sino también resina de poliéster. Y, para conseguir acabados especiales, en la fabricación del terrazo se emplean pigmentos diferentes al tradicional blanco, gris o tierra, y se incrustan otros materiales como cristales de colores, bronce, perlas o aluminio. Incluso existe una versión de ecológica de terrazo fabricada con vidrio reciclado.

Aunque su estética se mantiene, el desarrollo de nuevas tecnologías han hecho del terrazo una opción decorativa con infinidad de posibilidades, gracias a sus múltiples gráficas, cromatismos y relieves.

El efecto terrazo

Suelos

Atrás quedaron los años en que el terrazo se utilizaba en solados anodinos. Hoy en día podemos verlo en una infinidad de combinaciones, pero con la misma resistencia y precio competitivo.

Paredes

Al tradicional revestimiento de paredes con baldosas de terrazo, hoy día podemos optar al mismo diseño pero en materiales más ligeros como papel de pared, bloques autoadhesivos o bien, vinilos.

Baños y cocinas

El terrazo de grano fino resulta bastante similar al mármol. Utilizando colores claros se pueden crear espacios amplios y relajantes. Incluso es posible encontrarlo como material de fabricación de bañeras, lavabos o encimeras para la cocina, como alternativa al granito, silestone o el cuarzo.

Textiles

Los estampados de efecto terrazo están presentes en ropa de cama, cortinas, cojines, tapizados de muebles, alfombras e incluso en prendas de vestir.

Papelería

Aprovechando el tirón popular del estampado terrazo, se recrea su aspecto en objetos de papelería como agendas, cuadernos, bolígrafos, cajas, etc.

Complementos decorativos

La influencia del terrazo llega también al revestimiento de objetos de menaje, vajillas, bisutería, fundas de móviles, sillas, taburetes, lámparas, estanterías, bancos y un largo etcétera.

Como se puede observar este material más bien recordado en las casas de nuestro padres o abuelos vuelve a ser tendencia y muy tenido en cuenta por decoradores, arquitectos e interioristas para suelos, paredes y multitud de complementos. Cada vez más parece cierto eso de que las modas son cíclicas y que todo vuelve.