Qué es el turismo sostenible

En España sabemos un rato de turismo sobre todo por lo que supone para nuestros bolsillos. La visita a nuestro país en lo que a la economía se refiere tiene un impacto muy positivo pero, ¿te has parado a pensar alguna vez cómo es su impacto a otros niveles?

Nos referimos concretamente a nivel medioambiental. Antes, del turismo lo que más nos preocupaba era su rentabilidad y poco reparábamos en el choque que podía tener en el entorno.

Podemos decir que es reciente la preocupación por el medioambiente en la práctica del turismo pero el cambio climático y la concienciación de actuar con responsabilidad inundan diferentes esferas, llegando así hasta la forma en que viajamos. Nace de este modo una nueva forma de conocer lugares denominada turismo sostenible o ecoturismo.

¿Sabes qué es exactamente el turismo sostenible?

Según la Organización Mundial del Turismo (OMT), se denomina turismo ecológico a aquellas formas de realizar esta actividad que cuentan con las siguientes características:

  1. Toda forma de turismo basado en la naturaleza en la que la motivación principal de los turistas sea la observación y apreciación de esa naturaleza o de las culturas tradicionales dominantes en las zonas naturales.
  2. Incluye elementos educacionales y de interpretación.
  3. Generalmente, si bien no exclusivamente, está organizado para pequeños grupos por empresas especializadas. Los proveedores de servicios que colaboran en el destino tienden a ser pequeñas empresas de propiedad local.
  4. Procura reducir todo lo posible los impactos negativos sobre el entorno natural y sociocultural.
  5. Contribuye a la protección de las zonas naturales utilizadas como centros de atracción de ecoturismo :
  • Generando beneficios económicos para las comunidades, organizaciones y administraciones anfitrionas que gestionan zonas naturales con objetivos conservacionistas,
  • Ofreciendo oportunidades alternativas de empleo y renta a las comunidades locales,
  • Incrementando la concienciación sobre conservación de los activos naturales y culturales, tanto en los habitantes de la zona como en los turistas.

En resumen, podemos definir como turismo sostenible una práctica que respeta y vela por la protección del entorno natural, es decir, visitar y conocer nuevos entornos pero sin dejar huella.

¿Cómo realizar un turismo sostenible?

Normalmente, cuando planeamos un viaje lo primero que hacemos es una lista con los lugares que no podemos dejar de visitar y si la entrada es gratuita mejor. Aquí está el primer error. Es obvio que buscamos minimizar al máximo nuestros gastos en un viaje pero una parte del turismo sostenible y responsable es contribuir al mantenimiento de las zonas protegidas y sus proyectos de conservación. Así que no olvides incluir en tu agenda viajera un espacio protegido o Patrimonio Mundial.

Aquí te dejamos otros aspectos importantes para comportarte como un ecoturista:

– Viaja ligero de equipaje, podrás desplazarte con mayor facilidad y evitarás la generación de residuos de manera descontrolada.

– En la medida de los posible, intenta desplazarte en transporte público. También puedes informarte acerca de las rutas que se realizan por el lugar en bici o a pie.

– Infórmate si existen proyectos comunitarios en el lugar al que vas como por ejemplo visitas guiadas a cargo de la gente local, nadie mejor que la propia comunidad te podrá mostrar el paraje al que viajas. Además de esta forma, estarás contribuyendo al desarrollo de la economía local.

– Busca estancias que compartan tu conciencia ecológica y actúen de forma responsable con el medioambiente a la hora de realizar el servicio.

– Antes de visitar cualquier lugar, empápate de su cultura y del entorno y respeta la flora y fauna del mismo.

– Presta atención a tu alimentación durante tu estancia y consume productos de proximidad, es decir, de temporada y que hayan sido producidos respetando tanto el medioambiente como los derechos de las personas que intervienen.

Y tú, ¿eres un ecoturista?